El árbol de los electroduendes

Una maraña de culombios.

En mi barrio han debido de pensar: ya que las navidades cada año empiezan antes y acaban más tarde, ¿para qué quitar las luces de los árboles? ¡Dejémoslas todo el año! La verdad es que no me parece mal, porque desenmarañar una ristra de luces de Navidad puede llegar a ser desesperante. Y lo que es peor, cero navideño. Además, ver árboles engalanados en agosto, con ardillas trepando por sus festivos troncos, también es bonito. Recuerdo que la última vez que me tocó desenmarañar uno, acabé queriendo estrangular con el cable a cualquiera que oyera cantar “Los peces en el río”, que aquí sería “The fish in the river. Porque “pez” se dice “fish”, pero es que “peces” también se dice “fish”. Da igual si hablamos de un pececillo Guppy dando vueltas en una bolsita, o de un banco de atunes en el ancho mar, una cosa rarísima.

¿Qué tiene este árbol que a todo el mundo le mola?

Este es el árbol navideño más chulo que he visto nunca. Está hecho de pantallas de ordenador, teléfonos, videocámaras y televisiones culonas… Transistores de todos los colores, en definitiva. Si la Bruja Avería tuviese espíritu navideño, que lo dudo, así sería su árbol. No tendrá bolas ni guirnaldas, pero emite vibraciones que da gusto… Y puedes disfrutar de la carta de ajuste en bucle, no se le puede pedir más a un árbol.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: