Girl Scouts

Hay que reír más

Como hoy es el Día Internacional del Humor, quería hablar de cuando a Maritere la mandaron a un campamento de Girl Scouts y los monitores perdieron a su amiga Juanita, a quien se le daba muy bien hacer galletas pero muy mal orientarse en el bosque.

«Campamento Las Tórtolas. Verano de 1961.

—Me parece fatal que Juanita no nos haya dejado ni una nota de despedida —dijo la mejor amiga Girl Scout de Juanita número dos.

—¡Será antipática la tía!

—Igual no llevaba papel y boli encima —sugirió la mejor amiga Girl Scout de Juanita número tres, defendiendo lo imposible.

—Pues menuda Girl Scout.

—¿Acaso tú llevas? —preguntó la joven Maritere.

—Ahora mismo me pillas justa de espacio. 

—Entonces cállate, que estás más guapa.

—¡Ni una libretita me cabe en la mochila! ¿Qué quieres que haga?

Las mejores amigas Girl Scout de Juanita número dos y tres asintieron con la cabeza.

—Mucha brújula y mucha cantimplora y luego mira… Si es que no estamos preparadas para sobrevivir en el bosque ni en ningún sitio.

—Digo yo que podía haber escrito algo en el suelo con una rama aunque sea.

—Uy, qué pereza.

—Eso es para escribir un SOS y que te lo lean desde un helicóptero. Para textos largos nada como papel y boli.

—Cuando volvamos al campamento, voy a sacar el tirachinas y la cerbatana y a meter un cuadernito y un bolígrafo.

—¿Estás loca? Basta que no lleves la cerbatana encima para que te ataque un oso, maja. ¡A ver luego qué haces!

—¡La cerbatana es un básico!

—Vas a morir y lo sabes.

—No me importa —dijo la mejor amiga Girl Scout de Juanita número tres y futura mártir—.  Por lo menos podré escribiros una nota de despedida como está mandado en la Guía de las jóvenes exploradoras, con sus puntos y sus comas— y añadió con retintín—: ¡No como otras!

—Si es que no te merecemos.

—Os pienso escribir tres notas diferentes, a cada una la suya, personalizadas… Nada de copiar la misma carta y cambiar solo los nombres. ¡Sois mis mejores amigas!

—Pues estamos apañadas. 

—¿Por?

—Encima que tienes letra de médico, si además escribes mientras corres delante de un oso, eso luego no lo descifra ni un farmacéutico.

 Todas volvieron a estar de acuerdo. Era un hecho, no una opinión.

Si Juanita se hubiera perdido en un bosque americano también saldría en los cartones de leche

—¿De verdad pensáis que se ha podido quedar a vivir con los lobos?

—¿Juanita? ¿Con lo que habla? ¡No hay lobo que la aguante!

—Pienso igual… Pobres lobos.

—Yo creo que se ha echado novio y se han escapado juntos. Con tal de librarse de saltar en tirolina es capaz de todo.

—¿No había un campamento de jóvenes exploradores masculinos al otro lado del estanque? —recordó la mejor amiga Girl Scout de Juanita número cuatro. 

—Se les llama Boy Scouts —apuntó la número dos—. Vale que las monjitas nos enseñan francés, pero un poco de inglés nunca viene mal.

—Yo opino que se la ha tragado el bosque. 

—¿El bosque? O, mon Dieu!

—Así, en general… Con su fauna y su flora.

—¿Insinúas que este campamento puede estar maldito?

—Como eso sea verdad, hoy no duermo.

—¡Ni yo! 

—¡Ni yo!

Aquí también coincidieron todas.

—Yo menos que ninguna, que se me ha roto la cremallera de la tienda de campaña y me puede entrar cualquiera.

—¡Vamos a morir!

—¿Y a ti qué más te da?

—Te recuerdo que soy tu compañera de tienda de campaña, tu cremallera es mi cremallera.  

—Estáis condenadas las dos, no os peleéis —informó la joven Maritere, poniendo paz.

—Ahora que lo pienso, ¿no encontraron la cantimplora de Juanita junto al estanque? Puede que se haya ido nadando a ver a su novio.

—Lo dudo mucho. ¿La habéis visto nadar alguna vez? Ya te digo yo que no llega.

—¿Y si se ha caído dentro de una trampa de osos y lleva una semana comiendo insectos y bebiendo el líquido que sale del interior de las plantas cuando las estrujas? 

—Qué asco, por favor…

—¡Supervivencia pura y dura! ¿No es a lo que venimos aquí? 

—Pues mira, a lo mejor es su oportunidad de ganarse un pin que no sea por hacer galletas.

—Si no se la han comido antes los lobos por pesada, claro…

Todas asintieron».

Más en: El fin del mundo a cucharadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s