Viejoven

El portamascarillas

Como quien no quiere la cosa, hace un año ya que salió El fin del mundo a cucharadas. Recuerdo que era julio porque había leído que el verano no era la mejor época para publicar un libro, pero pensé: ¡Cómo que no! ¿Acaso la gente ya no lee en la playa? También estábamos en una de las peores fases de la pandemia, pero pensé: ¡Qué pandemia ni qué pandemia! ¿Acaso la gente no lee en pandemia? Eso sí, como el libro trata sobre el fin del mundo, no estaba muy seguro de si era el mejor momento para reírse de ello, pero pensé: ¡Siempre es buen momento para reír! ¿Acaso la gente no se puede reír del fin del mundo cuando el mundo se acaba? Y cuando me puse manos a la obra y vi que me salían más de cuatrocientas páginas de libro y que menos es más, pensé que a lo mejor sería buena idea dividirlo en dos partes, como El Quijote. Pero me dije: ¡Cuanto más gordo más bonito quedará en las estanterías! ¡Adelante con todo!

Y tras mucho pensar y de tomar algunas decisiones estratégicas sin igual, llegó el fin del mundo y hasta hoy.

Mary Poppins, sus zapatos y los niños. Faltaba Bert

Y si en Detroit devoré los nuggets de pollo que más rápido he comido en mi vida, ayer tuve ocasión de degustar la hamburguesa que más rápido (y con más tensión) he comido jamas. Bien es cierto que las circunstancias no podían ser más diferentes (mientras que en Detroit estábamos en un oscuro Burger King con mamparas antibalas, ayer fuimos a una hamburguesería de lo más luminosa y amigable), pero fue igual de emocionante. Básicamente, podías saborear una hamburguesa mientras un montón de drag queens daban patadas bailaban a tu alrededor. Levantaban tanto (y tan cerca de tu hamburguesa) las piernas que había que tener muchísimo cuidado para que alguna no te diera una patada voladora (era altamente recomendable tener un ojo en la comida y el otro en cualquiera que se te acercara subida a unos andamios, canta que te canta y cobra que te cobra, ya que había que darles propina cada cinco minutos). Menos mal que para la séptima canción te acostumbrabas a vivir con el peligro y ya te podías relajar un poco, pero tampoco mucho.

El plato fuerte era Tatiana, participante de la segunda edición de RuPaul’s Drag Race (aunque yo hubiera preferido que fuera Pupi, que me río más). No tengo documento gráfico porque Tatiana actuó tres minutos de reloj y se fue a su casa, así que aproveché para hacerle una foto a un plato superbonito de Mary Poppins y a unos zapatos de lo más vistosos. Lo mismo colgaban unos pechos del techo que había vajilla de Mary Poppins en la pared, la decoración era exquisita.

¡Aquí está Bert!

Y bueno, en la cola del supermercado he pensado que sería maravilloso que Cher fuera hija de Betty White y de Dick Van Dyke. Y que sus vidas fueran una mezcla entre un reality de ahora y una sitcom de antaño. Betty y Dick serían unos padres a la antigua usanza, tan estrictos como inocentes, y regañarían a su hija por cosas de lo más peregrinas: por dejar las pelucas tiradas por todas partes, por tomar sus pastillas para la inmortalidad a escondidas o por llegar tarde a casa los fines de semana (argumentando que Beverly Hills por la noche es un sitio superpeligroso para una jovencita de 75 años). Y cada vez que alguno abriera la boca para decir cualquier cosa, se oirían risas enlatadas: como cuando Cher les dijera que si llega tarde no es porque tenga novio, sino porque cuando se pone a trastear con el vocoder se le va el santo al cielo, que está bien sola. O cuando Betty obligara a Dick a cantar la canción de Chity Chity Bang Bang a todas horas. O cuando Dick le pidiera a Betty que le contara chascarrillos de las otras chicas de oro (sobre todo de Dorothy). Y Cher se pondría siete pelucas diferentes en cada capítulo. Lo veo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s