¿Crees que es imposible ser feliz un domingo por la tarde porque el lunes está demasiado cerca? ¡No te preocupes! ¡Podría ser peor!

Puedes leer el primer capítulo de “Cómo ser feliz un domingo por la tarde” (y medio domingo del segundo) pinchando aquí arriba, sobre la portada del libro. Y, si te gusta, puedes comprarlo aquí.

Y, como diría Raffaella Carrà, por si acaso se acaba el mundo (que tiene toda la pinta, para qué nos vamos a engañar), ¡todo el tiempo has de aprovechar!

El fin del mundo a cucharadas: una novela de humor y otras catástrofes

Puedes leer el primer capítulo de “El fin del mundo a cucharadas” (y media cucharada del segundo) pinchando sobre la portada del libro. Y, si te gusta, puedes comprarlo aquí.

Alain Saralegui

El club de los domingos por la tarde

¿Te gustaría leer un capítulo de mi próximo libro? Escribe aquí tu email y te lo mando. ¡Espero que te guste!

Ahí vamos…
¡Pues ya está!

Últimos capítulos del blog:

  • Cuando haces pop…

    ¿Qué suena de fondo mientras doña Gwendolyne practica su cara de muerta delante del espejo? ¿O cuando doña Eulalia merienda un platito de melocotones junto a la ventana? ¿Qué le gusta escuchar a Carmen mientras reboza los sanjacobos los martes y los jueves? ¿Cómo puedo colar más canciones de Raffaella sin que se note? Hoy […]

    Seguir leyendo

  • No es serio este cementerio

    Una cosa que teníamos clara desde el principio era que, si hacíamos un booktrailer para Cómo ser feliz un domingo por la tarde, tenía que ser en un cementerio. Pero no en un cementerio triste y aciago, sino en uno soleado, con florecillas y animalillos del bosque. Este es el cómo se hizo del booktrailer […]

    Seguir leyendo

  • Cómo hacer una firma de libros un martes por la tarde: ¡Consejos!

    ¿Eres escritor/a autopublicado/a? ¿Escribes uno de los género menos leídos? ¿El 90% de tus lectores/as vive en un continente y tú en otro diferente? ¿Tienes poco presupuesto y muchas ganas? ¡No todo está perdido! Como autor autopublicado que escribe humor y vive en otro país, así, a primera vista, parece que lo tengo todo en […]

    Seguir leyendo