El fin del mundo a cucharadas


Noticias de Gipuzkoa
A mí me dijeron: ¨Tú pon cara de escritor¨

La verdad es que hoy estoy contento. No solo me acabo de enterar de que esta medianoche Kylie estrena una nueva canción para alegrarme el corazón, sino que, encima, salgo en el periódico. ¡Con lo poco habitual que es que te pasen dos cosas buenas el mismo día! El otro día, por ejemplo, hice unas croquetas por primera vez. Con su bechamel y todo, desde cero, con todas las consecuencias y la parafernalia. ¡A lo loco! Y en un giro imprevisible de los acontecimientos, lo que parecía ser una crónica de un desastre culinario anunciado (y desafiando todas las leyes de la física y de Masterchef), resulta que me salieron unas croquetas de pollo insultantemente buenas. Ver para creer. Vale que no eran muy bonitas estéticamente hablando… De hecho puede que fueran las croquetas más amorfas del mundo, de esas que no son de flechazo ni de amor a primera vista pero sí a primer mordisco. Está mal que yo lo diga, pero en boca eran una fiesta… ¡Con lo complicado que es hacer veinte croquetas y todas de diferente tamaño y consistencia, cada una de su padre y de su madre!

Eurovisión pop
Una diva doméstica entre discos revueltos

Reírse del fin del mundo

Pero a lo que vamos, que no he venido aquí a hablar de mis croquetas, sino de mi libro, como está mandado. Me hace tanta ilusión lo uno que lo otro. La foto que han puesto en el periódico es tamaño poster de la Teleindiscreta, por cierto. Ahí, ¡que se vean bien las canas! Aunque mi madre ya debe de estar buscando un marco para colgarla en la pared, la próxima vez que publique un libro de humor (en el caso de que haya una próxima vez) me pongo un gorro o una pamela de ala ancha. O un par de ensaimadas como las de la princesa Leia; una a cada lado. Ya sabía que la tele engorda, pero que los periódicos multiplicaban las canas que da gusto no tenía ni idea. Pero bueno, hace ilusión que se acuerden de uno incluso estando tan lejos, claro que sí.

Y si esto sirve (además de para que mi madre enmarque la foto) para que nuevos lector@s se animen a darle una oportunidad a El fin del mundo a cucharadas y se echen unas buenas risas, ¡para qué queremos más!


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: